viernes, 29 de julio de 2016

Vuelta a mi vida normal

Dicen que si haces algo entre 21 y 30 días se convierte en hábito.

27 días son los que yo he estado en Irlanda, y volver a mi forma de vida de antes me ha costado más de lo que debería.

Han sido cuatro semanas de ir a clase por la mañana y tener toda la tarde libre para mí, sin tener que preocuparme por nadie más a mi alrededor, y vuelta en España no es eso lo que tengo.

Yo no soy la chica que se coge el tren cuando le place, se planta en Dublín y visita todos los museos que quiere. O la chica a la que se le apetece comprarse una camiseta y unos zapatos en Penneys y de un tarjetazo los tiene. No soy la chica que tiene que acercarse a Tesco dos veces en semana a comprarse comida. No soy la chica que tiene amigas y va a cenar y a la playa con ellas. Por mucho que me gustaría ser esa chica, no lo soy. Esa no es mi vida normal.

Soy la chica que cuando se levanta en Sevilla y tiene que limpiar la casa. La chica que tiene una hermana de 13 años que es lo más complicado del mundo y es imposible entenderla, por más que lo intente. La chica que cuya hermana no le ayuda en nada, ya pueda verme llevando cuatro platos y vasos a la mesa a punto de caerse que no se va a levantar a ofrecerme su ayuda. Soy la chica cuya madre, ya sea queriendo o sin querer, no le da un descanso mental porque aunque haya hecho de todo siempre se ha dejado algo, siempre hay una imperfección a resaltar. Soy la chica que se queda todo el día en casa porque no tiene con quién bajar.

De haber estado 4 semanas en las que lo más importante era yo y en las que mis acciónes solo estaban pensadas para mí, tener que volver a un lugar donde todo lo que haces va a influir de una manera u otra a los demás me cuesta. Y lo pienso y me siento egoísta porque no lo recordaba así. Dios sabe cuanto he echado de menos a mi familia pero no he echado de menos mi vida aquí, porque ahora que he experimentado algo tan nuevo y maravilloso me he dado cuenta de que no me gusta. No me gusta ser la chica que lo más interesante que hace en una tarde de verano es ver una temporada entera de Sherlock
Share: